Acerca de mi

Comienzo mi afición sobre el año 1975 con un curso de iniciación en la Sociedad Fotográfica de Zaragoza, en su vieja sede de la calle de Concepción Arenal, quedo impresionado de la magia del laboratorio, por lo que para tener negativos, empiezo a efectuar cientos de tomas, de muy dudosa calidad, la verdad que los materiales se podían costear y podías disparar docenas de carretes. Paso a la fase de cambiar de cámara, como persona inquieta que soy, creo que un periodo de cinco años, cambie cinco veces de equipo, recuerdo unos pocos, como una Yashica, una Rollei, y una Contax, todos ellos en 35mm, unas veces nuevas y otras veces de segunda mano, entonces los equipos se cotizaban y podías cambiar fácilmente, que diferencia con los modelos actuales, que en tres meses, baja su valor a una tercera parte.

Seguí acudiendo a la citada Sociedad Fotográfica de Zaragoza y durante varios años, me aproveche del saber de muchos compañeros, no gratis, pues como en todas sociedades culturales, hacen falta secretarios, tesoreros y bibliotecarios, y eso fui durante unos años secretario y otros bibliotecario, lo más importante y olvidando trabajos rutinarios, ha sido, hacer tantos amigos, todos compartiendo la misma afición y nuestros trucos y habilidades, bueno esto último no todos.

Como todos que empezamos sobre los citados años 70 y 80, nos hartamos de hacer Blanco y Negro, y no es que renuncie al mismo, pero hoy me pronuncio por el color, de vez en cuando miro a ver cómo queda el trabajo en monocromo, y salvo alguno.

Efectuó las fotografías que me son más cómodas, pues me da pereza el estudio, el retrato, los bodegones, por lo que me muevo por la ciudad buscando rincones y situaciones, también coleccionó grafitis, y aquí tengo que dar el merito al creador del grafiti, yo solo, escojo y encuadro, y luego un adecuado revelado, digo lo del revelado porque disparo todo en RAW, y luego proceso foto a foto, guardando los trabajos en TIFF,

© 2016 julio luis soria sanchez